Un Proyecto solidario y participativo para el desarrollo de las Áreas Escasamente Pobladas de España y de Europa
Celtibérica.es

PROPUESTAS PARA LA VUELTA A LA "NORMALIDAD" TRAS EL ESTADO DE ALARMA COMO CONSECUENCIA DEL COVID-19


Propuestas de la “Asociación para el Desarrollo de la Serranía Celtibérica” (ADSC) inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el número nacional 606513.

La ADSC es una de las ramas, junto con la Red de Universidades y el Instituto de Investigación, del Proyecto Serranía Celtibérica para el desarrollo rural y la lucha contra un proceso continuo de despoblación que ha desarticulado por completo el territorio nacional.

La aparición del COVID-19 y las medidas adoptadas tras la declaración del estado de alarma en España y otras similares en el resto de países del mundo, han puesto de manifiesto que la actividad humana tal como se estaba desarrollando, está construyendo un planeta inhumano, insalubre, insolidario e inhabitable en poco tiempo de seguir por el mismo camino. Es por ello que la primera propuesta que tenemos que realizar es que se aprenda, cada uno dentro de sus posibilidades, de la situación vivida para que el mundo post COVID-19 sea todo lo anterior sin "in", un mundo equilibrado económica, social y territorialmente.

La ADSC siempre ha mantenido que las características y circunstancias de cada territorio son distintas y que no deben promulgarse leyes o normativas que no distingan estas peculiaridades. En este sentido, pocos días antes del inicio del Estado de Alarma, el Parlamento de La Rioja aprobó por unanimidad una Proposición no de Ley que reconoce el Proyecto Serranía Celtibérica que no debe quedarse en el olvido y prosperar para que un territorio demográficamente muerto tenga más posibilidades en el nuevo escenario que vendrá.

Proponemos que se adapte la normativa a las circunstancias de los pueblos y no se piense sólo en las ciudades. Igual que el contagio del Coronavirus no tiene las mismas posibilidades en el transporte público de las grandes ciudades, las actividades económicas de los pueblos no tienen las mismas posibilidades que las de las ciudades.

Otra cosa que está demostrando esta situación que estamos viviendo es que otra forma de hacer las cosas es posible, mucha gente está teletrabajando cuando hace sólo dos meses parecía inviable. También puede hacerse en el mundo rural, pero se necesita conexión móvil y de fibra óptica de calidad, de energía eléctrica estable y de las condiciones que disponen en las ciudades.

También se ha demostrado la solidaridad de las personas cuando la necesidad aprieta, la disposición de los sanitarios ante la falta de medios y que es fundamental proteger los medios humanos y materiales que velan por nuestra salud, también en el medio rural donde tiene que lidiar con falta de medios, población envejecida y dispersa.

Para no alargarnos, proponemos que, en la línea de lo descrito, se tenga en cuenta que en la mayoría de los pueblos que forman la Serranía Celtibérica el número de casos de COVID-19 es 0 o está muy próximo. Por tanto, en estos pueblos donde vive mucha gente mayor, se deben agilizar las fases de desconfinamiento empezando por la salida a la calle sin restricciones, en muchos casos no se van a encontrar con nadie.

Por otro lado, hay muchas personas que viven en ciudades como Logroño y tienen una segunda residencia en un pueblo de la sierra. Estas personas necesitan ver en que estado están sus casas o fincas y poder acudir a ellas con las mismas restricciones que las personas que vayan a trabajar.

De la misma manera hay quien tiene pequeños huertos o viñas en otras localidades que necesitan ser atendidos. Proponemos que puedan desplazarse en cuanto las condiciones sanitarias lo permitan, no se trata de turismo rural o fiestas campestres.

De cara a la salud mental de muchas personas es importante poder ir al campo a pasear. Hacerlo individualmente o en pequeños grupos no debería ser un problema si se toman las medidas que se están adoptando para otras actividades.

Por último, parece muy razonable que las personas que comparten vivienda puedan desplazarse en vehículo particular sin las restricciones que se han puesto en el interior del mismo, pero respetando las generales.

En resumen cada territorio tiene sus particularidades y debe tener sus condicionantes en la normativa. El mundo rural ha tenido un número de contagios muy inferior a la media, puede y debe tener unas condiciones distintas y antes que las ciudades.

 

La Rioja, 27 de abril de 2020

 

 

COMUNICA aquí cualquier duda o comentario

Ponte en contacto con ADSC

Facebook          WhatsApp

Derechos reservados © Celtiberica.es

* * *